jueves, 7 de septiembre de 2006

...SaLtO CoNtIgO...


trate de interrumpirte, pero tu como un loco subiste las escaleras... llegabas a saubir hasta de tres escalones.

la verdad, es que nunca pense que ibas a llegar hasta el el quinto piso sin parar, justo en ese piso tropesaste, pero te paraste y seguiste como si no hubiera sido nada. recuerdo cuando eras pequeño, corriste del otro lado del patio de la casa a la puerta, y antes de llegar resfalaste lloraste como si el mundo se acabase y me contagiaste a mi el llanto.

ya en el decimo piso yo jadeaba como un perro, y tu no parabas, te gritaba y no me escuchabas, igual que cuando arrancabas de la mamà por alguna de tus leseras.

en el quinceavo piso tuve que parar, talvez nos distanciamos unos cinco pisos. La desesperacion por alcansarte me impedia tomar buenas deciciones, no tome el acensor ni se me ocurrio llamar a alguien.

segui... tan fuerte como podia, como si el mundo se me acabara, tan fuerte que el cansancio de un veinteabo piso no era suficiente para detenerme.

quedaba pocos pisos para terminar el edificio, igual te pillaria, pero no sabia bien porque lo hacias, se me confundian los juegos de niños con los problemas de adultos, las reglas de los juegos con las responsabilidades.

al fin termina el edificio, treinta y cinco pisos por las escaleras no es nada facil, la puerta de la azotea estaba abierta, me asomo y tu estabas ahi parado y jadeando con una timida pero sincera sonrisa. estas al borde del edificio, con una vista hermosa, tus ojos se cierran pero tu sonrisa crece, te dejas caer hacia atras.

no te pude detener, ya se porque te perseguia, no queria que te pase nada malo, pero te acompaño donde quieras ir.

salto contigo.

2 comentarios:

parentesis dijo...

juane gay
http://parentesis-.blogspot.com

Juan (ITO) dijo...

Que simpático él...