lunes, 20 de octubre de 2008

Cuento de un viaje rutinario


Es en el lugar que muta a través de un túnel
Donde mi individualidad se vuelve común,
Los cuerpos cansados de tanto sistema
Se rozan sin reconocerse entre ellos,
Todo frío y el calor sofoca.

Descubro tu cuerpo antes que tu rostro,
Esperas para irte como todos nosotros,
Pero tú en tu mundo, yo en el mío y los miles en los suyos.
Te acerca tan próxima que siento el olor de tus pensamientos.

Las puertas abren,
Cada uno lucha por su espacio para llenarlo,
Pero todo es tan vacío, todo frío y el calor sofoca.
Tu presencia se vuelve a mis espaldas,
El tornado nos dejó así, yo me miro en la puerta del vagón.

Gracias al reflejo te encuentro,
Estas plasmada un poco mas arriba de mi hombro,
Busco tus ojos y tú los míos,
Brillan hasta quedar impregnados en mí,
Desde ahí todo el reflejo es la realidad anhelada.

Ya no es tan frió y el calor no importa tanto,
Eres protagonista de un viaje
En el que nunca más nos volveremos a ver,
…mis horas con tus horas, mis días con tus días…
Mi cuerpo intentándole hablar al tuyo.

Bajas en la estación donde yo termino el rutinario viaje,
Subimos las escaleras, me buscas, te busco…
Nos encontramos en un cuento en el que mis ganas de no dejarte es el conflicto central.
Tú tomas la escalera hacia la derecha y yo tomo la escalera izquierda.

4 comentarios:

Carla =o) ! dijo...

Tú tomas la escalera hacia la derecha y yo tomo la escalera izquierda, pero yo de ahi me doy la vuelta y te salgo persiguiendo como una loca psicopata xD, te quiero arto Juan Esteban!, hoy ando feliz nose porque y ya te diste cuenta que ando con poca verguenza xD, cuidate te veo luego :o)

Anónimo dijo...

Te quiero Juanito.


María Francisca.

Anónimo dijo...

RECUERDO.

Carla =o) ! dijo...

"Quedate"