martes, 5 de febrero de 2008

Entre el comunismo


Eternamente incauto, justo y rojizo… así te describes.

Intangible pero más concreto que tus pares,
Sabes caminar por sobre las mirada,
Pero emerges de los ojos, almas y puños.

Háblame de nuestro mundo cuando te enarboles,
Dime que va a pasar con las gaviotas cuando te encuentren,
Cuéntame donde estarán ellas cuando seas solo tú
Y en tu manto se escriba la vida.

Se que no provienes de barbosos ni mentores,
Eres la esencia humana descubierta,
Escrita en algunos libros
Pero naturalmente existente.

Eres un misterio,
No por comprenderte,
Sino,
Por lo que haces sentir a los que te comprenden

Por ultimo, te agradezco

Por no ser como dios, porque estas acá abajo, en donde eres pasado, presente y futuro.

Por teñir miles de miradas.

Por entregar causa, contradicción y estrategia.

Por creer en la falsa utopía, que erróneamente te imponen.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Este si es mi waton chinchon...
Con su color rojo y sus ideales...
Ahora si... nada de dios...
dioses.. ni pecados ni culpa...
Ni menos salvación...




Te amo mi amor, de una forma extremadamente extraña, que ni aún sé como explicarlo, que no sé como ni cuando ocurrió... lo qe si sé... es qe es maravilloso sentir esto... y si es por ti... con mayor razón.
Sé qe eres el indicado... para mi.

Besos mi niño...
Nos vemos

Yoomi dijo...

juaneee ! lindo ! te extraño.. mil tiempo que no se de ti ! ojala des señales de vida pronto ! mil besitos... siempre tan rojito tu! :D por eso te kiero mas ! xd

Romi dijo...

uy! ke riko saber de ti *.* vamos a saber de nosotros por medio de esto? jaja... TE KIERO JUANE ! mil besitos !